Lagarto gigante causa pánico en 7-Eleven

Fuente: sdpnoticias

El lagarto ingresó al local en busca de alimento pero a su paso arrasó con estantes mientras el personal se escondía

Un lagarto gigante ingresó a un 7-Eleven ubicado en Bangkok, Tailandia, causando pánico entre el personal y los clientes que se encontraban presentes y que se vieron forzados a esconderse mientras el animal arrasaba con los estantes.

El lagarto monitor de más de 2 metros de largo, también conocido como ‘giant monitor lizard’, entró al 7-Eleven después de salir de un canal cercano en Nakhon Pathom el pasado 6 de abril en busca de alimento. El video del momento se ha hecho viral en Twitter.Puedes leer:

“¡Las estanterías están arruinadas! Oh, Dios mío”, se escucha en el video que hasta el momento acumula un millón de reproducciones y que fue filmado por los trabajadores, escondidos detrás del mostrador. Finalmente, el lagarto trepa y reposa en la cima de uno de los estantes.”Sólo me detuve en la tienda para comprar algo de comida y luego vi el enorme lagarto adentro. Quería comprar una bebida, pero el animal estaba demasiado cerca del pasillo de bebidas”Usuario de 7-Eleven.

Afortunadamente, los manipuladores de reptiles llegaron rápido al lugar y pudieron atrapar al animal. Según los informes, fue devuelto a una maleza cercana y todo parece indicar que pese a los destrozos no se llevó ningún alimento. Además, como explican expertos del Museo de Zoología de la Universidad de Michigan, este tipo de lagartos no representan una amenaza para humanos adultos.

Lucha contra lagarto para salvar la vida de su perrito

Aunque para muchos sólo sean animales, para otros los perros son amigos y compañeros únicos, por los que uno estaría dispuesto a todo; tal es el caso de Richard Wilbanks, un hombre de 74 años que se lanzó a un estanque para luchar contra un lagarto que atacaba a su cachorro.

De acuerdo con lo que señala el propio Wilbanks, él y Gunner, su perro Cavalier King Charles spaniel de 3 meses, estaban dando un paseo en la zona pantanosa no muy lejos de su casa, cuando el lagarto salió de la nada, agarró al cachorro y se lo llevó consigo al agua.