Segundo colapso de Línea 12 provoca pánico; hay riesgo de un tercer desplome: Protección Civil

Por Eduardo Bautista / LatinUS

Un segundo colapso de la estructura de la Línea 12 del Metro provocó una estampida de decenas de personas que esperaban el reporte de sus familiares que viajaban en en dicha ruta. Protección Civil ordenó desalojar el área ante el riesgo de un tercer desplome de la estructura

“Por supuesto que existe el riesgo inminente de otro colapso“, advirtió José Manuel Rojas Salas, director de Protección Civil y Bomberos de Valle de Chalco. 

Pasada la media noche, se escuchó a la altura de la estructura derrumbada un crujido muy fuerte. La gente, inmediatamente, corrió hacia la banqueta de avenida Tláhuac para resguardarse y comenzó una estampida en la que se escucharon gritos de pánico:  “¡Corran, corran, que se desploma!”, ¡Corran que se nos viene encima!”. Las personas se refugiaron bajo los puestos de lámina que están afuera de la clínica del IMSS 164. 

“Hubo un segundo colapso. El arquitecto nos comenta es que el punto de vencimiento” fue en un lugar distinto a donde ocurrió  el derrumbe de las vías, por lo cual hay altas probabilidades de otro colapso

Hasta el momento las autoridades del gobierno de la Ciudad de México han confirmado más de 70 heridos y 15 muertos por el accidente del Metro.

Marcelina Rodríguez, de la colonia Zapotitla, estaba en el lugar cuando ocurrió el segundo derrumbe. Quería grabar un video para tranquilizar a sus familiares y decirles que estaba fuera de peligro. De pronto escuchó un crujido y corrió junto con su esposo.

“Fue una especie de rechinido. La gente se empezó a alterar y todos empezamos a correr. Por eso dijimos mejor correr que aquí quedar”, dijo Marcelina. 

Tras el segundo derrumbe, camiones de bomberos llegaron al lugar y una decena de ambulancias permanecen estacionadas sobre la calle Providencia y sobre avenida Tláhuac en espera de sacar a más heridos de los vagones y ante el riesgo de otro colapso.

“Dice que están inestables (las estructuras), acordonaron el área, por eso no hemos podido meternos al siniestro”, asegura un paramédico de la Cruz Roja, quien está a la espera de nuevas indicaciones.