Hallan muertos a 14 obreros que quedaron atrapados por inundación de un túnel en China

Fuente: LatinUS

EFE.- Los 14 obreros atrapados a consecuencia de una inundación en el túnel que estaban construyendo en la ciudad suroriental china de Zhuhai el pasado día 15 fueron hallados sin vida, informó este jueves el diario local The Paper.

Según la fuente, los equipos de rescate encontraron a las 12:17 hora local el cuerpo del último trabajador que quedaba por recuperar, en una operación de emergencia en la que participaron más de 2 mil 400 efectivos de rescate y 200 vehículos.

El túnel, parte de una autopista de esa ciudad fronteriza con Macao, se inundó hacia las 03:30 horas locales del pasado 15 de julio.

Según la agencia estatal de noticias Xinhua, que había informado del hallazgo de 13 cuerpos horas antes, “la estrechez del túnel y las complejas condiciones hidrológicas, geológicas y meteorológicas han complicado las labores de rescate”.

Ya son al menos 33 los muertos y 8 los desaparecidos a consecuencia de las inundaciones provocadas por fuertes lluvias en la provincia central china de Henan, informó hoy la prensa local.

El diario estatal Global Times indicó que unas 376 mil personas han sido evacuadas, mientras que la televisión estatal CGTN apuntó que, desde el pasado 16 de julio, más de 3 millones de personas se han visto afectadas por las lluvias torrenciales.

Hasta ahora, la ciudad más afectada había sido la capital provincial, Zhengzhou, que según la prensa local está retomando la normalidad de manera paulatina.

Sin embargo, ciudades menores y zonas rurales de la provincia de Henan continúan recibiendo abundantes precipitaciones que podrían alcanzar los 100 milímetros en las próximas horas.

La localidad de Anyang, por ejemplo, ha solicitado a todos los trabajadores no relacionados con los servicios de rescate que permanezcan en sus casas, y ha suspendido la red de transporte público.

El pasado martes, lluvias de intensidad inédita en la zona forzaron la evacuación de unas 10 mil personas en la ciudad de Zhengzhou, desde donde llegaban imágenes impactantes de avenidas convertidas en riadas que arrastraban vehículos y personas o vagones de metro con pasajeros dentro con más de metro y medio de agua.