Juez cancela juicio contra Rod Stewart y programan audiencia de declaración de culpabilidad

Fuente: latinus

Un juez de Florida canceló un juicio contra el músico británico de rock, Rod Stewart, y en su lugar se programó una audiencia para octubre a fin de discutir un acuerdo de culpabilidad. Stewart y su hijo mayor fueron acusados de haber generado un altercado en año nuevo de 2019.

Los hechos ocurrieron cuando Rod Stewart y su hijo Sean acudieron a una fiesta en las vísperas de año nuevo hace casi dos años, donde agredieron a un guardia de seguridad, luego de que este les negó la entrada al lugar. Ambos fueron denunciados por haber empujado y golpeado a Jessie Dixon, guardia de seguridad del hotel The Breakers.

Según AP, un informe policial dice que Dixon aseguró a los oficiales de policía de Palm Beach que al interior del hotel había un evento privado al que Stewart y su gente no tenían autorizado ingresar. El guardia alega que puso su mano sobre el pecho del hijo de Stewart y le pidió que retrocediera. Fue entonces cuando este lo empujó y su padre de 76 años prosiguió a golpearlo con el puño cerrado.

Como evidencia dos trabajadores del Breakers que se encontraban en la escena dijeron a los policías que vieron a los Stewart intimidando a Dixon. Los empleados aseguraron que luego de esto procedieron a agredirlo físicamente. Un oficial confirmó que las imágenes de seguridad del hotel muestran a los británicos como los ”principales agresores”.

Desde que ocurrieron los hechos, los cargos de agresión contra los Stewart se han demorado debido a la pandemia y otras negociaciones. Los registros judiciales indican que la audiencia con el juez August Bonavita está programada para el próximo 22 de octubre para que se lleve a cabo el acuerdo de declaración de culpabilidad.

De ser así, se cerraría el caso sin la necesidad de comparecer ante el tribunal. En un principio se dijo que si los Stewart eran hallados culpables enfrentarían un año de cárcel, o bien podrían ser liberados en libertad condicional sumando una multa de 1,000 dólares.

De momento los términos del acuerdo aún no están claros. Lo único seguro es que el músico y su hijo tendrán que presentarse el próximo mes para discutir el acuerdo en el que todavía podrían salir afectados de no aclarar lo sucedido.