Permisos laborales por muerte de animales de compañía: una tendencia en crecimiento

lopezdoriga

Si bien esta tendencia aún está en sus primeras etapas, se espera que cada vez más empresas adopten esta práctica como parte de sus políticas de capital humano

En la actualidad, los animales se han convertido en miembros fundamentales de nuestras familias. Según datos de la Encuesta Nacional de Bienestar Autorreportado (Enbiare), en México, el 70% de los hogares tienen al menos una mascota, lo que refleja la importancia que tienen en la vida cotidiana de las personas.

La relación entre humanos y sus animales de compañía va más allá de lo afectivo. Numerosos estudios han demostrado que la presencia de mascotas en el hogar contribuye positivamente a la salud física y mental de sus tutores. Por lo que no es de extrañar que el duelo por la pérdida de una mascota sea un proceso doloroso y significativo para las personas.

En Chile lo han entendido, por lo que se presentó un proyecto conocido como Ley Duque, en referencia al perro del periodista chileno, José Antonio Neme, bautizado con ese nombre, y por quien abogó desde un estudio de televisión por dicha normativa tras la muerte de su mascota.

Esta ley reconoce la importancia de las mascotas en la vida de las personas y establece el derecho a tomar un día libre en caso de fallecimiento de un animal de compañía.

En este sentido, Colombia, Argentina y España son otros de los países que están en análisis para reformar las leyes y poder otorgar permisos a las y los colaboradores ante la pérdida de las mascotas.

Y si bien en México esto no está regulado, el tema representa una oportunidad para mejorar la gestión de capital humano ante la muerte de los animales de compañía, quienes -en ocasiones- son los únicos compañeros de las y los colaboradores.

“Las empresas deben ser sensibles a las necesidades emocionales de sus colaboradores y brindar el apoyo adecuado en momentos de pérdida. Sumarse a la implementación de permisos laborales por muerte de mascotas es una manera de demostrar empatía y fortalecer el vínculo”, explicó Felipe Cuadra, experto en desarrollo organizacional y cofundador de Rankmi.

Al implementar permisos laborales por la muerte de mascotas, las empresas contribuyen a la salud emocional de sus colaboradores. “Permitirles tomarse un tiempo para procesar su duelo y recuperarse emocionalmente mejora el bienestar individual, y puede aumentar la productividad y la concentración en el trabajo”, agrego Cuadra.

Sin embargo, el experto en desarrollo organizacional destaca que la gestión de estos permisos debe ser cuidadosa y considerada. “Es importante establecer políticas claras y flexibles que permitan a los equipos puedan solicitar este tipo de permisos de manera justa y sin temor a represalias. Además, la empresa puede ofrecer recursos adicionales, como apoyo psicológico o grupos de apoyo, de manera de acompañar a sobrellevar el duelo de manera saludable”, añadió.

La práctica de conceder permisos laborales por la muerte de mascotas está ganando terreno en todo el mundo. Las empresas que adoptan este compromiso con sus colaboradores y su bienestar, también promueven una cultura organizacional más compasiva y humana, lo que contribuye a fomentar una mayor lealtad y engagement por parte de los trabajadores hacia sus empresas.

Si bien esta tendencia aún está en sus primeras etapas, se espera que cada vez más empresas adopten esta práctica como parte de sus políticas de capital humano.