La comunidad LGBTQ en Venezuela sigue a la espera de igualdad de derechos y políticas contra la discriminación

infobae

Este fin de semana miembros del colectivo protagonizaron en Caracas la marcha por el orgullo gay

Miles de venezolanos marcharon este domingo por diversas calles de Caracas, acompañados de la bandera del arcoiris y de pancartas, exigiendo derechos igualitarios y el cese de la discriminación contra las personas de la comunidad LGTBI.

La concentración, que no se detuvo pese a la llovizna que cayó sobre la ciudad, reunió a integrantes del colectivo LGTBI, miembros de ONG que promueven los derechos humanosdiplomáticos y jóvenes que recorrieron algunas calles de la capital venezolana.

Además, tenían varios carteles en los que exigían el derecho al matrimonio igualitario, al poder mostrar afecto en público sin ser discriminado, respeto a los derechos humanos, así como a la diversidad.

“Queremos pelear el matrimonio igualitario en Venezuela, queremos pelear que esté con mi pareja, de repente, en un centro comercial, comiéndonos un helado y nos podemos coger de la mano”, dijo a EFE Luis Miguel Urdaneta, quien viajó desde el estado Zulia (oeste, fronterizo con Colombia) para participar en la marcha.

Igualmente, aspira a que la sociedad venezolana cambie y que no se discrimine “a alguien porque ama a otra persona de su mismo género”.

La activista en derechos humanos Richelle Briceño explicó que esta marcha ya lleva 24 años organizándose en Venezuela, “y es muy importante saber que la población LGTBI va en crecimiento”.

“Lo que mueve a la población LGTBI es la esperanza de que en algún momento se va a tener la certeza de que sus derechos van a ser conquistados en las leyes y en las políticas públicas de este país”, señaló a EFE.

La abogada indicó que la comunidad LGTBI en la nación caribeña está exigiendo derechos, respeto y está celebrando “orgullosamente el hecho de vivir, de estar, de sentir, de existir y de formar parte de esta sociedad”.

El Observatorio Venezolano de Violencias LGBTIQ+ informó en mayo pasado, en la presentación de su informe anual, que al menos cuatro mujeres trans fueron asesinadas en el país en 2023, al tiempo que contabilizaron 461 agresiones, la mayoría por “discursos discriminatorios”.

Según la organización, se han documentado 138 asesinatos de personas trans en los últimos 16 años y “no hay información pública” sobre los procesos judiciales de estos casos, mientras que son “inexistentes las medidas de reparación ante estos hechos fatales”.

En Venezuela, a un homosexual no le permiten donar sangre, una persona trans está obligada a identificarse legalmente con un nombre que no la representa y parejas del mismo sexo no tienen derecho a casarse, entre otras prohibiciones que motivan las luchas de esta población.